sábado, 16 de marzo de 2013

Carta de la Hija del Comandante Chavez


Duele tu partida, es un dolor que me quema el alma, qué difícil se me
puso la vida sin ti. Durante estos días he estado tratando de
comprender por qué te has ido, por qué nos has dejado con este inmenso
vacío.
He llorado, he gritado, he rogado al cielo que te devuelva a mí. Luego
me calmo, respiro, te amo, te siento y te vuelvo a llorar, y hoy creo
haber entendido todo esto. Tu alma es tan infinitamente inmensa que tu
cuerpo te quedó pequeño, sencillamente tuviste que volar y ser libre.
Te lo dije viéndote a los ojos, pocos días antes de tu partida: Eres un gigante.
En algún momento me exigiste ser fuerte en caso de que llegara a
suceder lo peor: "Debes ser fuerte, mi María, y debes seguir el
camino, pase lo que pase".
Hoy te juro que daré lo mejor de mí, te juro que sacaré fuerzas de no
sé dónde para poder seguir adelante y tú siempre serás la luz que
ilumina mi camino.
Gracias por tanto amor de padre, gracias por tu constante ejemplo,
gracias por tu risa, gracias por tu llanto, gracias por tus canciones,
gracias por tus bailes, gracias por tantas alegrías , gracias por tu
absoluta y eterna entrega.
Pero, sobre todo, gracias, Comandante, por devolvernos la Patria.

No hay comentarios.:

noticiero de Colectivos

Loading...

Libro Corianas del Siglo XIX

Libro Corianas del Siglo XIX

INFORMACION DIA A DIA

Información de La Fundación Coro Radio

Mi foto
Santa Ana de Coro, Sector Bobare, Estado Falcón, Venezuela
Emisoras de television en canal 68 UHF señal libre, canal 4 en Cable Aref Sat y Radio 99.9 FM

El Nuevo Camino - El Che

El motor esencial en la búsqueda de un nuevo camino –más allá de cuestiones económicas específicas– es la convicción de que el socialismo no tiene sentido –y no puede triunfar– si no representa un proyecto de civilización, una ética social, un modelo de sociedad totalmente antagónico a los valores de individualismo mezquino, de egoísmo feroz, de competencia, de guerra de todos contra todos de la civilización capitalista - este mundo en el cual “el hombre es el lobo del hombre”.

La construcción del socialismo es inseparable de ciertos valores éticos, contrariamente a lo que plantean las concepciones economicistas -de Stalin hasta Kruschov y sus sucesores- que sólo consideran "el desarrollo de las fuerzas productivas" , clave en el fracaso del Socialismo Soviético.

El Che planteaba, en lo que ya era una critica implícita al "socialismo real", es decir al Socialismo Sovético :

"El socialismo económico sin la moral y la ética socialista no me interesa. Luchamos contra la miseria, pero al mismo tiempo contra la enajenación. Si el socialismo pasa por alto los hechos de conciencia, podrá ser un método de reparto, pero no es ya una moral revolucionaria".