domingo, 28 de diciembre de 2014

Designados los 12 Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia

La Asamblea Nacional aprobó este domingo por mayoría constitucional la designación de los 12 magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), quienes tendrán la tarea de defender la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, sometió a votación, por cuarta vez, la propuesta realizada por el presidente del Comité de Postulaciones Judiciales (CPJ), Elvis Amoroso, resultando favorable en esta ocasión. “Tenemos palabra y la cumplimos, tenemos a un grupo de venezolanas y venezolanos que respeto como profesionales”, precisó.
Asimismo, Cabello resaltó que harán cumplir la Constitución en un período de 12 años para cada cargo. “Les viene un trabajo arduo para este 2015″, indicó.

CON LOS VOTOS DEL PUEBLO

Por su parte, el presidente del Comité de Postulaciones Judiciales (CPJ), Elvis Amoroso, más temprano destacó que a través de los votos del pueblo se designará a los nuevos magistrados. “Aquí tenemos los votos del pueblo, de la Revolución no con los votos de Estados Unidos, siendo respetuosos de la Constitución y de la ley porque somos profundamente chavistas”, dijo.
Destacó también las mentiras continuas de la oposición venezolana. “Da pena ajena lo que pasa en la Mesa de la Unidad (MUD), vergüenza, que inmoralidad, hablan de la designación de los otros poderes que no hay legitimidad, de los cargos que se designaron suman 28 cargos solo 3 según la ley pueden ser reelectos y repitieron; es decir, 25 nuevos representantes de los poderes públicos que no estaban incluidos ahora, entonces como pueden decir que no hay renovación de poderes”, enfatizó.
En este sentido, por cuarta vez Amoroso nombró a los postulados para cada sala:
Por la Sala político administrativa 3 vacantes principales: María Carolina Villaroel, doctota Bárbara Gabriela César, Doctor Inocencio Figueroa.
Entretanto, para la sala político administrativa se postula a María Carolina Ameliach, Bárbara Gabriela César e Inocencio Figueroa; por la Sala de Casación Social, se postuló a Edgar Gaviria Rodríguez, Indira Alfonso, Maryorie Calderón y José Meléndez.
Finalmente para la Sala de Casación Civil fue propuesto Guillermo Blanco, Danilo Mujica, Dilma Fernández y Juan Pablo Torres. Para la Sala Electoral fue postulada Indira Alfonso Izaguirre, mientras que Elsa Gómez, Maiquel Moreno y Marisela Godoy para la Sala Penal. En tanto que a la Sala Constitucional fue propuesto Francisco Velázquez.
T/ Margiolet Rico
F/ Captura VTV

No hay comentarios.:

noticiero de Colectivos

Loading...

Libro Corianas del Siglo XIX

Libro Corianas del Siglo XIX

INFORMACION DIA A DIA

Información de La Fundación Coro Radio

Mi foto
Santa Ana de Coro, Sector Bobare, Estado Falcón, Venezuela
Emisoras de television en canal 68 UHF señal libre, canal 4 en Cable Aref Sat y Radio 99.9 FM

El Nuevo Camino - El Che

El motor esencial en la búsqueda de un nuevo camino –más allá de cuestiones económicas específicas– es la convicción de que el socialismo no tiene sentido –y no puede triunfar– si no representa un proyecto de civilización, una ética social, un modelo de sociedad totalmente antagónico a los valores de individualismo mezquino, de egoísmo feroz, de competencia, de guerra de todos contra todos de la civilización capitalista - este mundo en el cual “el hombre es el lobo del hombre”.

La construcción del socialismo es inseparable de ciertos valores éticos, contrariamente a lo que plantean las concepciones economicistas -de Stalin hasta Kruschov y sus sucesores- que sólo consideran "el desarrollo de las fuerzas productivas" , clave en el fracaso del Socialismo Soviético.

El Che planteaba, en lo que ya era una critica implícita al "socialismo real", es decir al Socialismo Sovético :

"El socialismo económico sin la moral y la ética socialista no me interesa. Luchamos contra la miseria, pero al mismo tiempo contra la enajenación. Si el socialismo pasa por alto los hechos de conciencia, podrá ser un método de reparto, pero no es ya una moral revolucionaria".