lunes, 24 de septiembre de 2012

Observador europeo evalua positiva política social de la revolución venezolana




Prensa PSUV El impulso de la política social  por el proyecto revolucionario en Venezuela, hace aproximadamente trece años, en la gestión del presidente Hugo Chávez, ha sido evaluada positivamente por el observador europeo, Pedro Castilla, quien consideró que lo que representa una utopia para los países desarrollados, en la nación es realidad y un tema referente en el ambito mundial.
En la opinión del observador español, dicha política de inversión social en Venezuela, no solamente es inédito sino que sus resultados están a la vista de cualquier observador internacional, pues mientras en el continente europeo y fundamentalmente en España, el Gobierno reduce el salario a los trabajadores y  elmina el bono de navidad, así como también cercena el derecho a la educación libre y gratuita a todos los ciudadanos; en cambio  los venezolanos y venezolanas disfrutan los beneficios de los programas sociales que promueve el gobierno incluyendo a toda la población, sin distinciones de ninguna naturaleza, y abocados especialmente a los más necesitados
https://mail-attachment.googleusercontent.com/attachment/u/0/?view=att&th=139f3ee3880ed1eb&attid=0.1&disp=inline&realattid=f_h7gcr6wv0&safe=1&zw&saduie=AG9B_P_eVvIwKPoJS24nDWZVioZY&sadet=1348491505293&sads=eOh3Ol7km0FwqF49hlY-JQ5ZIG0
Con relación  a esta comparación, Castilla explicó que actualmente en los países europeos la crisis económica mundial ha provocado la aplicación de ajustes en las políticas de gobierno, los cuales han causado malestar y oprimen a los más desposeidos.
"He venido a Venezuela a evaluar y observar con mis propios ojos la aplicación de los programas sociales y la manera como el Gobierno nacional desarrolla la política de inversión social e inclusión en el país", atinó Castilla.
Asimismo el observador internacional subrayó "lo que es imposible  para Europa y Estados Unidos en Venezuela es una realidad el éxito en la aplicación de los programas sociales."
Sñaló que "estoy muy apenado proque  España no cuenta con estos programas para beneficiar a la población, por ejemplo el derecho a la educación ha sido restringido solo para aquellos que tienen la posibilidad de pagar, porque ahora hasta el desayuno en las escuelas hay que pagar, y son las clases marginadas las que sufre con la aplicación de estas políticas, porque a los gobernantes no les interesa que el pueblo sea educado".
Indicó que actualmente el índice de desempleo en España oscila en 24%, mientras que los jóvenes en un promedio de 35 años de edad, aproximadamente un 65% ha emigrado a otros países por los efectos negativos de las políticas económicas y sociales que han sido aplicadas por el gobierno de ese país.
Por su parte,

No hay comentarios.:

noticiero de Colectivos

Loading...

Libro Corianas del Siglo XIX

Libro Corianas del Siglo XIX

INFORMACION DIA A DIA

Información de La Fundación Coro Radio

Mi foto
Santa Ana de Coro, Sector Bobare, Estado Falcón, Venezuela
Emisoras de television en canal 68 UHF señal libre, canal 4 en Cable Aref Sat y Radio 99.9 FM

El Nuevo Camino - El Che

El motor esencial en la búsqueda de un nuevo camino –más allá de cuestiones económicas específicas– es la convicción de que el socialismo no tiene sentido –y no puede triunfar– si no representa un proyecto de civilización, una ética social, un modelo de sociedad totalmente antagónico a los valores de individualismo mezquino, de egoísmo feroz, de competencia, de guerra de todos contra todos de la civilización capitalista - este mundo en el cual “el hombre es el lobo del hombre”.

La construcción del socialismo es inseparable de ciertos valores éticos, contrariamente a lo que plantean las concepciones economicistas -de Stalin hasta Kruschov y sus sucesores- que sólo consideran "el desarrollo de las fuerzas productivas" , clave en el fracaso del Socialismo Soviético.

El Che planteaba, en lo que ya era una critica implícita al "socialismo real", es decir al Socialismo Sovético :

"El socialismo económico sin la moral y la ética socialista no me interesa. Luchamos contra la miseria, pero al mismo tiempo contra la enajenación. Si el socialismo pasa por alto los hechos de conciencia, podrá ser un método de reparto, pero no es ya una moral revolucionaria".