domingo, 16 de junio de 2013

Planta Cementera Nacionalizada en Falcón prevé incrementar un 40% su producción para el 2014

Cumarebo, La empresa socialista “Industria Vene14 de junio.- La Planta Nacionalizada  Industria Venezolana de Cemento, Invecem, ubicada en Cumarebo, estado Falcón, prevé aumentar en un 40% su producción gracias un plan inversión de 75 millones de dólares para el procesamiento de caliza y cemento clinker, informó el Ministro del Poder Popular para Industrias Ricardo Menéndez durante una inspección a la empresa.

Actualmente la planta produce  1 millón 170 mil ton/ año, y prevé incrementar su producción a 1 millón 650 mil ton/año para el 2014,
El monto de inversión es de 75 millones de dólares y  serán destinados para la adquisición de equipos pesados de extracción, trituración y minería, para disminuir la humedad de la arcilla a través de a inyección de gases calientes y permitir que el material resultante salga más fino y seco.

Menéndez explicó que el 70% de arcilla que recibe la empresa para la elaboración de cemento es proveniente de la mina del Cerro Mampostal, a 7 kilómetros de la planta y la arcilla del Cerro Veral.

Así mismo detalló que Invecem posee actualmente una capacidad instalada cumplida en casi su totalidad y junto con otras plantas cementeras, como la de Aragua, Trujillo, Monagas la capacidad de producción nacional de cemento se fortalece cumpliendo a cabalidad con las necesidades del pueblo venezolano. “Durante muchos años, esta planta nunca recibió inversión ni adecuación, hoy gracias al Gobierno Venezolano, esta planta prevé un incremento significativo de la producción, es decir estamos en la actualidad en un consumo de 130 kilos/pers/año a 400 kilos/pers/año en el 2018” dijo.

Resaltó que la inversión para el sector cemento y construcción será de mil 300 millones de dólares por parte del Gobierno Nacional para incrementar y fortalecer el sector de la construcción y de ésta, las misiones como La Gran Misión Vivienda Venezuela. “La segunda fase de inversiones serán para otra fase de esta planta en Cumarebo, otra cementera en el estado Lara y un plan de inversión complementario para Cementos Venezuela, para actualizar la capacidad productiva.”

En relación a la comercialización y transporte del cemento, Menéndez indicó que con el objetivo de acabar con la especulación, está en estudio la posibilidad de crear una línea de transporte del Ministerio de Industrias para la distribución de insumos de construcción. “Estamos también evaluando la incorporación de aquellas empresas de transporte privadas, que deseen trabajar con el Estado Venezolano, para un trabajo en conjunto, siempre y cuando respeten las reglas, los precios regulados” aseveró Menéndez.

Prensa MinIndustrias

No hay comentarios.:

noticiero de Colectivos

Loading...

Libro Corianas del Siglo XIX

Libro Corianas del Siglo XIX

INFORMACION DIA A DIA

Información de La Fundación Coro Radio

Mi foto
Santa Ana de Coro, Sector Bobare, Estado Falcón, Venezuela
Emisoras de television en canal 68 UHF señal libre, canal 4 en Cable Aref Sat y Radio 99.9 FM

El Nuevo Camino - El Che

El motor esencial en la búsqueda de un nuevo camino –más allá de cuestiones económicas específicas– es la convicción de que el socialismo no tiene sentido –y no puede triunfar– si no representa un proyecto de civilización, una ética social, un modelo de sociedad totalmente antagónico a los valores de individualismo mezquino, de egoísmo feroz, de competencia, de guerra de todos contra todos de la civilización capitalista - este mundo en el cual “el hombre es el lobo del hombre”.

La construcción del socialismo es inseparable de ciertos valores éticos, contrariamente a lo que plantean las concepciones economicistas -de Stalin hasta Kruschov y sus sucesores- que sólo consideran "el desarrollo de las fuerzas productivas" , clave en el fracaso del Socialismo Soviético.

El Che planteaba, en lo que ya era una critica implícita al "socialismo real", es decir al Socialismo Sovético :

"El socialismo económico sin la moral y la ética socialista no me interesa. Luchamos contra la miseria, pero al mismo tiempo contra la enajenación. Si el socialismo pasa por alto los hechos de conciencia, podrá ser un método de reparto, pero no es ya una moral revolucionaria".