martes, 16 de septiembre de 2014

En un mes Superintendente Andrés Eloy Méndez realizo dos mil 114 fiscalizaciones

Desde el 13 de agosto, fecha de la designación del diputado por el PSUV (Falcón), politólogo, Andrés Eloy Méndez como Superintendente Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, dos mil 114 establecimientos comerciales y prestadores de servicios fueron fiscalizados en todo el territorio nacional.

Supermercados, librerías y papelerías, comercios y fábricas de textiles y calzados, así como servicios de telecomunicaciones, terminales terrestres; son algunos de los establecimientos inspeccionados por el ente rector en materia de precios.
Un total de 192 mil 200 comercios fueron sancionados durante este mes de operativo constante y permanente; con la firme convicción de hacer valer los derechos socio económicos de todos los venezolanos y dar al pueblo lo que es del pueblo. Concepción que guía a las acciones de esta nueva fase de la Superintendencia de Precios Justos.
Esta bitácora de inspecciones se planifica en función a las denuncias que los usuarios realizan a través de los canales de gobierno en línea: @Sundde_vewww.superitnendenciadepreciosjustos.gob.ve Facebook.com/Sunddeve, así como las líneas telefónicas 0800 Sabotaje (72268253) 0800 Reclama (7325262)
El Superintendente, Andrés Eloy Méndez, inspecciona personalmente, junto a la fuerza fiscalizadora, todos los eslabones de la cadena productiva para garantizar se respete la Ley de Precios Justos.
A su juicio, en Venezuela la economía es estructuralmente especulativa y es vital sanearla en función de la construcción de un nuevo orden justo en donde la depredación especulativa no sea lo normal.  Advierte que todo aquel que discrimine al pueblo, será multado; y quien reincida pagará con prisión. Estas acciones en el marco de la Ley Orgánica de Precios Justos.
Para romper con las colas estamos en la calle junto al pueblo
La máxima autoridad de la Superintendencia explica que siguiendo instrucciones del  presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, quien ordenó eliminar todas las colas, “iniciamos el operativo Eficiencia Mata Cola porque bajo ninguna circunstancia, el pueblo venezolano debe hacer colas para adquirir los productos y servicios".
No es un dato menor que durante el operativo Eficiencia Mata Cola 97 mil establecimientos fueron sancionados. En este plan se exige operatividad de todas las cajas registradoras del establecimiento comercial, para que los usuarios cuenten con un servicio eficiente que no atente contra la dignidad humana, explicó Méndez.
Además, quienes reduzcan al mínimo la cantidad de cajas operativas serán, en primera instancia,multados hasta con 20 mil unidades tributarias y de reincidir en el delito se realizará una ocupación de acuerdo con la Ley.
Sistema biométrico liberará al pueblo de ataduras capitalistas
La Superintendencia también trabaja en desarticular la componenda con sectores informales en la calle, quienes compran los productos para luego revenderlos a un precio especulativo.
En este sentido, es el sistema biométrico quien liberará a la familia venezolana de los contrabandistas internos y especuladores porque será posible tener el perfil de compra de cada uno de los venezolanos, detalló el Superintendente.
Con la implementación del sistema capta huella como plan piloto en 14 hipermercados del estado Zulia, “logramos desaparecer las colas y los inventarios de los productos de la canasta básica que duraban medio día en los anaqueles ahora duran hasta 8 días”.
Un ejército formado para servir al pueblo en defensa del salario
El superintendente Méndez juramentó al ejército que se incorpora a la batalla contra la guerra económica. “Participan las bases del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a través de 516 Jefes de Círculos de Lucha para el Abastecimiento y Precios Justos, junto a 27 mil Inspectores Populares que se activarán en los municipios de todo el país  con 24 Jefes Estadales todos: Cuadros en formación de la Revolución Bolivariana”.
Durante cinco días este ejército recibió en Caracas entrenamiento en procesos de fiscalización, además de refuerzos en aspectos jurídicos, administrativos, contables, éticos y sociales. Están con la artillería preparada para el abordaje pertinente y responsable, aseguró el Superintendente del organismo estabilizador de precios.
“Demostraremos  que sólo cuando las instituciones de la revolución incorporan al Partido y al Poder Popular se transforman en verdaderos instrumentos para servir al pueblo”, augura Méndez.
Recordemos que la propuesta de designar a Andrés Eloy Méndez, también magister en Gerencia, como nuevo Superintendente de Precios Justos fue presentada por el buró político del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv)  para ser vanguardia junto al gobierno en la lucha contra la guerra económica

No hay comentarios.:

noticiero de Colectivos

Loading...

Libro Corianas del Siglo XIX

Libro Corianas del Siglo XIX

INFORMACION DIA A DIA

Información de La Fundación Coro Radio

Mi foto
Santa Ana de Coro, Sector Bobare, Estado Falcón, Venezuela
Emisoras de television en canal 68 UHF señal libre, canal 4 en Cable Aref Sat y Radio 99.9 FM

El Nuevo Camino - El Che

El motor esencial en la búsqueda de un nuevo camino –más allá de cuestiones económicas específicas– es la convicción de que el socialismo no tiene sentido –y no puede triunfar– si no representa un proyecto de civilización, una ética social, un modelo de sociedad totalmente antagónico a los valores de individualismo mezquino, de egoísmo feroz, de competencia, de guerra de todos contra todos de la civilización capitalista - este mundo en el cual “el hombre es el lobo del hombre”.

La construcción del socialismo es inseparable de ciertos valores éticos, contrariamente a lo que plantean las concepciones economicistas -de Stalin hasta Kruschov y sus sucesores- que sólo consideran "el desarrollo de las fuerzas productivas" , clave en el fracaso del Socialismo Soviético.

El Che planteaba, en lo que ya era una critica implícita al "socialismo real", es decir al Socialismo Sovético :

"El socialismo económico sin la moral y la ética socialista no me interesa. Luchamos contra la miseria, pero al mismo tiempo contra la enajenación. Si el socialismo pasa por alto los hechos de conciencia, podrá ser un método de reparto, pero no es ya una moral revolucionaria".