martes, 22 de marzo de 2016

Colgate-Palmolive y sus tácticas para el desabastecimiento programado

Lo dice la Ley Antimonopolio, en su artículo 12 (pág. 8), donde prohíbe la cartelización, y una de sus expresiones concretas en la guerra económica es la reducción de la producción para fines de manipulación en torno al desabastecimiento programado en Venezuela. Las denuncias públicas en este apartado llegaron a la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde).
Por ello la entidad anunció el día martes 15 de marzo que inició un proceso de inspección y fiscalización en la transnacional Colgate-Palmolive.
En una nota de prensa publicada en su página web, la Sundde explicó que el procedimiento se realiza de manera simultánea en su sede administrativa ubicada en Los Cortijos, Caracas, y en su planta productora ubicada en Valencia, estado Carabobo, bajo el acta de fiscalización número 27144-2016.
Trabajadores denuncian la guerra transnacional
La ausencia en los anaqueles venezolanos de los artículos de higiene personal y de limpieza del hogar elaborados por la empresa Colgate-Palmolive responden a una decisión política, ya que la compañía empaca sólo presentaciones grandes, con lo cual la oferta en el mercado disminuye hasta un 80%.
Así lo afirmaron trabajadores de la transnacional en Venezuela al diario Últimas Noticias, quienes aseguraron que la simplificación de la producción que adelanta la empresa desde hace unos dos años aproximadamente, consiste en destinar el total de la materia prima para las presentaciones mas grandes (mayor contenido) y de esa forma disminuir los productos disponibles y en consecuencia, las oportunidades de compra.
“Se mantiene la producción (medida en toneladas), pero disminuye significativamente cuando se calcula en unidades empacadas”, denunciaron Carlos Rodríguez, secretario de actas y correspondencia; Félix Bello, secretario general; y Ernesto Moya, secretario de disciplina del Sindicato Nacional de Trabajadores de Colgate-Palmolive.
Rodríguez explicó que en el caso del suavizante, anteriormente se producían 140 mil unidades de diversos tamaños y precios (con 50 toneladas de materia prima). Ahora, con la misma cantidad, sólo se empacan 5 mil unidades de las presentaciones más grandes, que son también las más costosas.
Esta disminución arropa los casos de la crema dental Colgate, el suavizante Soflán, el lavaplatos Axión y los detergentes ABC y Ajax.
“Las grandes empresas nunca han trabajado a pérdida. Las decisiones gerenciales que se han planificado y tomado no responden a razones administrativas ni por costos de producción. Hay un interés en atacar la gestión del presidente Nicolás Maduro a través del desabastecimiento planificado y el malestar que eso causa en los consumidores”, aseguró Félix Bello.
Chupadólares y táctica corporativa
Colgate durante 2004-2012 recibió 588 millones de dólares vía Cadivi. Pero nada más durante 2014 tuvo en su haber 109 millones de dólares por medio de Cencoex, es decir, aproximadamente un 35% más en 2014 que lo que venía recibiendo durante 2004-2012 mensualmente. Sin embargo, el desabastecimiento planificado a través de la táctica guerra económica dirigida a reducir la oferta en el marco de una guerra perceptiva que estimula mayor demanda hacia estos productos con la llamada “escasez”, supone también grandes beneficios financieros para esta corporación que malbarata y estafa a la población con los dólares (subsidiados) asignados por el Estado venezolano.
Este no es el primer caso de denuncia a corporaciones por actos de sabotaje en la producción venezolana. Trabajadores de Empresas Polar, Coca-Cola, Kimberly Clark, Procter&Gamble, General Motors, han aseverado en reiteradas oportunidades que esas compañías impulsan la guerra económica en Venezuela.
Con esta medida, la Sundde busca restituir los procesos de producción con el fin de garantizar el cumplimiento de la ley antimonopolio en menoscabo de las pretensiones de guerra y de desestabilización directa en lo económico de una de las principales corporaciones globales de productos de consumo personal.

No hay comentarios.:

noticiero de Colectivos

Loading...

Libro Corianas del Siglo XIX

Libro Corianas del Siglo XIX

INFORMACION DIA A DIA

Información de La Fundación Coro Radio

Mi foto
Santa Ana de Coro, Sector Bobare, Estado Falcón, Venezuela
Emisoras de television en canal 68 UHF señal libre, canal 4 en Cable Aref Sat y Radio 99.9 FM

El Nuevo Camino - El Che

El motor esencial en la búsqueda de un nuevo camino –más allá de cuestiones económicas específicas– es la convicción de que el socialismo no tiene sentido –y no puede triunfar– si no representa un proyecto de civilización, una ética social, un modelo de sociedad totalmente antagónico a los valores de individualismo mezquino, de egoísmo feroz, de competencia, de guerra de todos contra todos de la civilización capitalista - este mundo en el cual “el hombre es el lobo del hombre”.

La construcción del socialismo es inseparable de ciertos valores éticos, contrariamente a lo que plantean las concepciones economicistas -de Stalin hasta Kruschov y sus sucesores- que sólo consideran "el desarrollo de las fuerzas productivas" , clave en el fracaso del Socialismo Soviético.

El Che planteaba, en lo que ya era una critica implícita al "socialismo real", es decir al Socialismo Sovético :

"El socialismo económico sin la moral y la ética socialista no me interesa. Luchamos contra la miseria, pero al mismo tiempo contra la enajenación. Si el socialismo pasa por alto los hechos de conciencia, podrá ser un método de reparto, pero no es ya una moral revolucionaria".